Verba omnes liberant semper
Las palabras siempre liberan a todos.
En ocasiones, lo único que nos queda es hablar...

Un espacio donde la expresión (hablada, escrita, visual, musical,...) da respuesta, analiza, trasciende,...

20.7.06
  Nueva dirección
En adelante, este weblog no será actualizado.

Todas las entradas se han migrado a http://elblogabundo.wordpress.com, donde sí seguiré escribiendo, espero que más a menudo que en este... y con temáticas más variadas.

Muchas gracias por pasar por aquí... y espero verte en el Blogabundo.
 
12.6.06
  Alegoría de la carretera de la montaña
He visto esta reflexión de Juan Masiá que me ha llamado la atención por lo gráfica, por lo sencilla... por lo evidente. Conocí a Masià este año y me sorprendió por lo sencillo de su diálogo, de su persona... por su mirada ilusionada, tranquila.

Me gusta, sin embargo, más en un sentido personal (por las diferentes opciones que cada cual puede tomar) que por lo general... aún a pesar de parecer de la tercera vía. Pero creo que no. Necesito mucho más hablar de lo que veo, de lo que siento...

Me interesa mucho más pensar en mi forma de construir, de crear comunidad, de servir de medio para la liberación... A principio de año, las personas con las que comparto la fe hablamos de afianzar nuestra opción, de hacerla más consciente, más sincera, más comunitaria... Y nos proponíamos tomar la mochila siempre y dar pasos... cada cuál, con las fuerzas que tuviera, con el estilo que tuviera... siempre de la mano, siempre atentos a quien tropieza, a quien pierde el paso, a quien se retira del camino a descansar, o a replantearse,... Interesante curiosidad esta...

Ha pasado un curso, y toca reflexionar sobre lo hecho, las opciones, las decisiones, los aciertos... y reemprender el camino hacia un horizonte que nunca se alcanza...

 
10.5.06
  Cuestión de prioridades
Acabo de leer un artículo de ecleSALia, firmado por Emma Torralba titulado Se busca esposa para Benedicto XVI...

Supongo que lo más fácil de la situación (y no faltaría razón para ello) sería decir que los tiempos han cambiado, que los (y las) obispos (obispas? epíscopas? hemos perdido la palabra...) de la época poco o nada tienen que ver con los de ahora.

Sí... y tampoco las/os cristianas/os.

Ni la Iglesia. Ni el mundo.

Dicho esto y con todas las salvedades que se podrían tener para las distancias en el tiempo, el espacio y, me temo, en el Espíritu, el caso es que me da la sensación de que hemos creado (y que estamos creando) una Iglesia especialmente (y quizá esencialmente) jerárquica y burocrática, preocupada en ocasiones en la letra escrita o por escribir.

Hace poco recordábamos que el Espíritu, sin embargo, sopla fuerte y donde quiere, y que en época de Francisco, el de Asís, le llevó hasta el papa de la época a mostrarle un mundo real, clamante y desarrapado...

Sólo nos queda, por tanto, orar al Espíritu para que haga de nosotros un verdadero pueblo de sacerdotes, profetas y reyes... y nos lleve donde quiera.

Así sea...
 
3.4.06
  Ahora que queda poco...
Estamos entrando en la última semana de cuaresma...

Imagino este mes largo como el camino que hacían los/as judíos/as... que hizo el mismo Jesús, hacia Jerusalem... Les imagino cuando iban acercándose, con el corazón latiendo cada noche más fuerte que la anterior, pensando en lo que encontrarían al llegar. Llenos/as de alegría por el camino recorrido, agradecidos/as por las personas encontradas en el camino...

Y me imagino... nos imagino de igual forma, avanzando día a día, salvando obstáculos, nuestros propios obstáculos, nuestra dureza de mente, nuestras dudas... Llenos/as de alegría por el camino recorrido, agradecidos/as por las personas que vamos encontrando, que van compartiendo con nosotros/as nuestros logros y nuestras derrotas...

Y pienso en Jesús, preocupado, atormentado... pero al mismo tiempo, resuelto y decidido a continuar, a anunciar el mensaje completo, costase lo que costase... aunque tuviera que pagar con su vida!

Ayer, en una oración en la parroquia, recordamos la unción de Jesús con perfume de nardo, que el evangelio de Juan sitúa en Betania, en casa de Lázaro, Marta y María, después de la resurrección de Lázaro.

Pero debemos recordar que días después, Jesús alcanzará Jerusalem, será aclamado, reprochará la utilización del templo y finalmente, será condenado "para salvar al pueblo".

Hace tiempo, María y José Ignacio López Vigil escribieron una adaptación del Evangelio para radio, llamada Un tal Jesús. Os incluyo aquí los episodios correspondientes a los días que llegan:

CON PERFUME DE NARDO: audio (mp3)
¡VIVA EL HIJO DE DAVID!: audio (mp3)
CON EL LÁTIGO EN LA MANO: audio (mp3)
UN HOMBRE POR EL PUEBLO: audio (mp3)

Apurad el camino hasta Jerusalem... nos veremos junto a la cruz?
 
3.3.06
  Cerca... y lejos
Andaba leyendo un artículo de ecleSALia sobre la pobreza (enlace) y me venía una idea a la cabeza.

A veces, charlando con gente, me han cuestionado aspectos más o menos generales (el hambre en el mundo, las guerras, la injusticia,...) o incluso cuestiones más o menos concretas que por lejanas, se convierten en generales (la violación de una muchacha en Bolivia, como una vez me preguntaron...). Evidentemente, son cuestiones que pueden preocuparte, cuestionarte, interpelarte... pero que suponían cierto desasosiego, por no tener una respuesta válida y concreta (sí, todo el mundo desea que la paz llegue al mundo... pero no deja de ser un deseo complicado y muy poco factible en mi día a día).

No digo con esto que las labores que se realizan 'a distancia' (como las colaboraciones con ONGs, o las movilizaciones en favor de ciertas acciones concretas...) no me parezcan válidas... Todo lo contrario. Pero a veces me da la sensación de que esa parte es fácil, de que podríamos caer en la autocomplacencia de decir que ya cumplimos con la movilización mensual que mi 'ética' me exige y quedarnos ahí.

Y pensaba que quizá tenga que llegar a una 'encarnación' de cada situación... si Jesús se hace presente en las situaciones de injusticia, no habla de 'todos los casos de hambre', sino de él, 'que tenía hambre' y 'cada vez que hicistéis a uno de estos'... Y convenga más 'aterrizar' en lo concreto de una situación (en la que, por cercana, concreta, conocible) puedo hacer algo concreto, al menos por esa persona y esa situación.

Seguramente, en ocasiones hemos pensado que eso (una actuación tan concreta) no resuelve el hambre del mundo, ni traerá la paz a todos los conflictos abiertos... No.
Pero os contaré un cuento (la versión es más o menos libre... así que si alguien conoce el original, me encantará cambiarlo).

Una niña se encontraba en la playa, recogiendo con suavidad conchas que, en la playa, corrían el riesgo de morir.
Cada vez, cogía una, avanza cautelosamente hasta la orilla y la depositaba en el agua. Regresaba, cogía otra...

Un caminante que la vio, le preguntó:
- ¿Qué haces, niña?
- Salvar la vida a las conchas- contestó.

Mirando entorno, el caminante vio un paisaje desolador de conchas agonizando en la arena.
- Pero es una tarea imposible... son demasiadas!


La niña, depositando la concha que tenía en las manos, se volvió al caminante y le dijo:
- Digáselo usted a ésta.

Ánimo, pues... que aunque la tarea es enorme... sólo tenemos que estar atentos a cada persona que se nos acerca...

Para corroborar esta idea... Existe una iniciativa que aparece en la web de Marianistas, (enlace), de vivir los cuarenta días de la cuaresma con los cuarenta países menos desarrollados. Así que ampliemos las miras un poquito... pero sin dejar de mirar a nuestro suelo más inmediato!
 

Nombre:
Enlaces
Mara-Mara


Archivos
01.2006
02.2006
03.2006
04.2006
05.2006
06.2006
07.2006